[Total:1    Promedio:5/5]

Nos movemos por las emociones provenientes de los sentimientos. El sentimiento más fuerte es el miedo, es el que hace que nos movamos hacia delante o hacia atrás. Es un gran arma para crecer o para estancarse.

En el libro de Emociones: una guia interna, Leslie Greenberg nos da entender la capacidad que tienen las emociones de darnos información y su funcionamiento. El miedo es un gran estímulo para superarse y así es como hay que sacarle partido. Los objetivos hay que ponerlos en base a esos miedos si queremos progresar y es que nada es imposible si desafías este sentimiento que tiene el poder de petrificarte o de hacerte volar.

Formas de trabajar el miedo:

Trabaja tus objetivos a corto o medio plazo (cada semana o cada mes) para llegar a tu objetivo final dentro de un año, dos o más. Míralo como un reto, por ejemplo si una semana has levantado 15 kilos, la próxima levanta 17.5 y así sucesivamente para llegar a tu máximo y cada día te mentalices para dar tu máximo.

El no puedo no existe, así que reemplázalo por alguna otra estrategia que sirva para convencer a tu mente de que si puedes. Muchas veces cuando tenemos un entrenamiento largo o día largo, en vez de observar el global, dividelo y ve sintiendo cada parte dividida para poder dar tu máximo rendimiento y así puedas disfrutarlo. Obviamente la última parte divida se hará con lo último que te quede. Tu mente sabrá optimizar mejor tu energía y desde luego es una forma de saber que lo has dado todo ese día.

Trabaja tus debilidades y tus fortalezas. Tus debilidades te harán más fuerte si las trabajas . Y en cuanto a tus fortalezas te harán aún más invencible si sabes identificarlas y consigo usarlas para poder crecer más rápido.

Controlar el miedo hace que despiertes, dejando de soñar, en vez de paralizarte. Hay que combatirlo armoniosamente para evitar que sea una lucha continua. Por tanto, una clave para que tu elección sea un éxito es saber preservar la energía que es esencial para dar el 110% diario. Se trata de una cuestión de actitud y de llevar un espíritu de grandeza. Y cuando el miedo se vuelva contra ti, edúcalo desafiándolo con superación. Y sino que se lo digan a esta atleta:


Cada uno elige a donde quiere ir, no se trata de seguir masas sino de seguir tu instinto y tu pasión de lo que quieres que sea tu día a día. En definitiva el miedo es el sentimiento más potente que nos ayuda a movernos, a actuar, a construir y a crear. Recomiendo ver esta película el Guerrero Pacifico ya sea para nivel deportivo u otros ámbitos de tu vida.

“Haz todo lo que cuente hoy para llegar al mañana”

Pin It on Pinterest

Share This